Buscar
  • Alojamientos
  • Áreas de Interés
  • BTT
  • Gastronomía
  • Lugares emblematicos
  • Minas
  • Miradores
  • Museos
  • Números de Interés
  • Patrimonio
  • Piscinas
  • Real Estate
  • Restaurant
  • Senderismo
  • Servicios
  • Shopping
  • Vías Ferratas
Donde

La iglesia de Sant Pèir de Gessa es de estructura originariamente románica siglos XII, XVI-XVIII, pero muy enmascarada por construcciones posteriores del siglo XIX.

De la primera época conserva la estructura de nave única con ábside -cerrado por el retablo de San Pedro, realizado el 1760-, en este caso, con parte incluida en la sacristía. La nave tiene una bóveda de cañón reforzada con arcos fajones que marcan los cuatro tramos de la iglesia. El edificio está ampliado por la pared de mediodía con la añadidura de dos capillas modernas que, por su ubicación, casi se convierten en una nave paralela a la central.

En el muro de poniente hay, añadido, el campanario de torre, junto con el de espadaña situado sobre el muro presbiteral. La torre-campanario es de planta independiente de la iglesia y cuadrada, sobresaliendo un poco respecto a la iglesia. Se accede por una pequeña puerta que da al cementerio. La cubierta es de base poligonal y termina con una veleta metálica.

El púlpito está realizado en madera policromada en blanco, verde, rojo y azul. La decoración está hecha esencialmente a base de motivos florales de formas varias, colocados en paneles en relieve. Tiene un baldaquín hexagonal con decoraciones florales.

El pie de altar formado por dos bloques de piedra que sostienen la mesa del altar lateral. Los bloques de piedra tienen forma ligeramente troncocónica, unidos por dos columnas cilíndricas de fuste bastante corto.

La Pila bautismal de inmersión trabajada en un bloque de piedra granítica y de dimensiones no muy regulares, presenta una forma casi cuadrada y tiene una ejecución muy tosca. El interior ha sido vaciado hasta unos 44 cm delimitados por un espesor de paredes entre 13 y 16 cm. Salvo un encaje para la tapa de madera, sólo presenta un elemento decorativo en forma de cruz formada por cuatro semiesferas.

La iglesia de Sant Pèir de Gessa conserva otra Pila bautismal de datación incierta debido a su tipología poco definida, que consta de pica y pie. En cuanto a la pica, el contenedor hace un metro de diámetro exterior y 76 cm de diámetro interior; el vaso es de forma troncocónica y la parte inferior es volteada por una franja en sesgo. Las paredes exteriores de esta pica son totalmente lisas y sólo tiene como elemento escultórico decorativo dos cruces de brazos patentes.

En el interior se conservan el Retablo de la Pasión, a los pies de la nave central, realizado en 1638 por Joan Brun de Bolonia en óleo sobre tela; la pintura mural del Dios Padre, situada en una capilla de la epístola y realizada en el siglo XVII; la pintura del Cristo en la Cruz con dos santas, realizada en óleo sobre lienzo, de estilo barroco del siglo XVIII y situada en una capilla de la epístola, y el retablo barroco de un Santo obispo, que podría ser San Bertrand de Comminges.

Puntúa y deja una opinión

Your Rating for this listing

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Your review is recommended to be at least 140 characters long