Buscar
  • Alojamientos
  • Áreas de Interés
  • BTT
  • Gastronomía
  • Lugares emblematicos
  • Minas
  • Miradores
  • Museos
  • Números de Interés
  • Patrimonio
  • Piscinas
  • Real Estate
  • Restaurant
  • Senderismo
  • Servicios
  • Shopping
  • Vías Ferratas
Donde

La población de Bausen se encuentra en la parte final del recorrido del río Garona por el valle de Aran, a casi mil metros de altitud, como si junto con Canejan despidiera el río que enfila su curso hacia el Atlántico.

Este recorrido circular nos permite descubrir el precioso y, al mismo tiempo, fantasmagórico hayedo de Carlac y sus extraordinarias variaciones cromáticas. El misterio del Bosque de Carlac es latente, como si de un cuento de hadas se tratase. Los Hayedos milenarios parece que cobran vida con sus formas retorcidas que han adoptado por el paso del tiempo y por capricho de la naturaleza. También visitamos antiguas bordas aranesas rodeadas de pastos y el pequeño pueblo de Bausen.

Situación: Baish Aran.

Partida y llegada: Bausen.

Cómo llegar: por la N-230 hasta después de Les.

Tiempo: 1 h 45 min Desnivel: 315 m

Distancia: 4,9 km

Este es uno de los últimos lugares donde aún se puede evocar el Valle de Aran que entusiasmó a Josep Pla a principios de los años sesenta del siglo pasado. Quizá las estrechas revueltas de la carretera que sube hasta Bausen tienen que ver con ello, o quizá se deba a algún tipo de protección otorgada por los antepasados romanos, esculpida en el bajorrelieve que se encuentra incrustado en el muro de la iglesia. No importa, el caso es que en Bausen todavía se siembra y siega algún que otro prado, se riegan los huertos, se recogen las patatas, y en la fuente es posible encontrar manojos de ramas de avellano ablandándose en el agua.

Itinerario

La ruta propuesta penetra en los bosques del valle de Carlac, el último valle aranés antes de entrar en territorio francés. El camino que seguiremos se encuentra al salir de Bausen por el camino de la ermita de Sant Roc. La excursión coincide con el recorrido del sendero de gran recorrido GR 211-2 (variante Les-Bausen-Pontaut). Al llegar a la pequeña ermita se encuentra una bifurcación. Vale la pena continuar de frente, hacia las antenas de telefonía, para acercarse a visitar el pequeño cementerio civil de Bausen, situado en el prado inferior, a la izquierda. La única tumba que hay recuerda que allí descansa la “amada Teresa”.

De vuelta a la ermita se continúa a la derecha siguiendo las marcas del GR. El camino flanquea la montaña a media altura en dirección a la frontera. Un excelente muro de piedra seca ayuda a superar la parte más empinada de la ladera. Su buena factura pone en evidencia que este no era un camino cualquiera. Más adelante se encuentra otra bifurcación. Se deja el camino principal para seguir por el de la izquierda, más pequeño, que gana altura por el interior del bosque. La subida continúa un buen rato por el interior del hayedo, hasta llegar al río de Carlac que se salva por un puente de troncos. El camino da un giro muy acusado y sigue subiendo a la izquierda. Se llega a un cruce y se continúa por el ramal de la izquierda, para volver a encontrar la compañía de las hayas. Más adelante se cruza de nuevo el río Carlac y finalmente se sale del bosque. Pronto se alcanza el collado de Pan, el punto más elevado de la excursión. Al poco de comenzar el descenso aparece, a la derecha, el abrevadero de la fuente del Coret de Pan. La visión del valle y del macizo de la Maladeta, que surge al fondo, es espléndida.

Tras el descenso llegamos al pueblo, punto de partida de esta mágica excursión circular

También se puede hacer este recorrido partiendo desde Les y pasando por Pontaut. Son 12 km y 4 h de marcha.

Recomendaciones:

Acercarse al abrevadero cubierto en dirección al Bòsc de Saplan.

Visitar la Iglesia de Sant Péir Ad Vincula del S.XVIII, y de estilo barroco y la pequeña Ermita de Sant Roc.

Visitar el cementerio civil, conocido como el cementerio de Teresa, y que tiene una triste historia, según cuentan los aldeanos, en el S.XX una pareja de novios quería casarse, pero el cura no quiso casarlos ya que al parecer tenían algo de parentesco, eso sí, si pagaban una cierta cantidad él no tenía ningún problema en casarlos. Como eran bastante pobres y no tenían dinero se casaron por lo civil, pasaron unos años y tuvieron dos hijos, al poco de tener el segundo hijo Teresa murió con 33 años. Como no estaban casados por la iglesia el cura no permitió que la enterraran en el cementerio parroquial así que los vecinos construyeron uno y la enterraron allí, donde hasta hoy tan solo se encuentra su tumba.

Puntúa y deja una opinión

Your Rating for this listing

angry
crying
sleeping
smily
cool
Buscar

Your review is recommended to be at least 140 characters long