De la demarcación de Quate Lòcs. La población de Bossòst se encuentra en el sector NW del Valle de Aran. Los términos vecinales son Les al Norte, Arres al Sur,  Vilamós al Este y la población francesa de Luchón al Oeste, al cual se accede por “Eth Portilhon”. Se encuentra a 16km de Vielha y a 8km de la frontera con Francia.

Bossòst se encuentra a 710m de altitud. La divide el río Garona, que la atraviesa por completo. Su núcleo principal se encuentra a la izquierda del mismo y a la derecha se encuentra el barrio de San Fabián, que se comunica por un puente de dos arcos con el municipio principal.

Algunos hallazgos de tipo epigráfico y de monedas fabricadas en el término parecen demostrar la existencia de la localidad en época romana. En algunos documentos medievales aparece nombrado como Belsost, Bellsost, Bolsost o Bolson. En lo alto de una roca, sobre el barrio de San Roque, al norte, quedan restos de una construcción medieval, Era Castèra, de propiedad de Aimar de Bossòst. Tenia una gran importancia estratégica. Después del Tratado de Corbeil, en el año 1258, donde Aran quedó como avanzadilla cerca de Francia y de su incorporación a la Corona Catalana-Aragonesa (1265), el castillo fue reforzado y se creó como torre de defensa. Las sucesivas penetraciones francesas siempre encontraron una resistencia en Bossòst. En el lado derecho del Garona, en la roca llamada Casteret, se encuentran los restos del Casteret de Bossòst, una torre de vigía que defendía al territorio de la frontera septentrional.

Su aspecto arquitectónico y urbanístico marca una clara influencia gascona, especialmente en la construcción del Paseo Eth Grauèr. En la Plaza Mayor, que fue más grande, había un grandioso olmo centenario, que según la tradición fue plantado por Enrique IV de Francia. También había una fuente de mármol procedente de Saint Beat. En la plaza se encuentra el actual Ayuntamiento, que antes tenía en la fachada una pequeña estatua de mármol representando una matrona con un libro abierto en la mano, regalo del general Van Halen, de 1842.

La Iglesia Parroquial de La Asunción de Maria constituye el ejemplo más notable de la arquitectura religiosa del Valle. Del siglo XII, responde a los cánones más tradicionales del románico y se ha mantenido con muy pocas reformas. La planta es basilical, de tres naves separadas por arcos formeros sostenidos por fuertes pilares circulares. La ilumina una ventana aspilleraza al final de la nave. Las naves están acabadas con ábsides semicirculares. La iglesia tiene dos portalones románicos. El campanario es el más bello de todo el Valle. Es una torre cuadrada de cuatro pisos, con oberturas de medio punto, acabada en una puntiaguda cubierta piramidal.

En los alrededores del municipio hay seis pequeñas capillas para visitar, como la de “Sant Ròc” (patrón del pueblo), la de “Sant Fabián”, la de “Sant Cerat”, la de “Sant Joan Crisòstom”, la de “Sant Antoni Abat” y la de “Era Mare de Diu dera Pietat”, que fueron construidas para proteger a la población de la peste.

“Durante muchos años, ha sido el municipio del Valle que más población tenía, gracias a su vitalidad económica. Como es el caso del año 1860, en el que obtuvo el primer lugar, con 1.174 habitantes.”

Bossòst es el único municipio del Valle que ha mantenido su industria transformadora de la madera. Hoy en día el sector económico que más relevancia tiene es el sector servicios, con la hostelería, la restauración y los comercios como estandartes. También dispone de una hidroeléctrica. Antiguamente había dos molinos, uno de ellos de harina, una tintorería para trapos y algunos telares.

En la actualidad Bossòst dispone también de una amplia oferta lúdica, deportiva y folklórica. El complejo deportivo municipal con campo de fútbol, piscina olímpica, gimnasio, sauna y squash, es un claro ejemplo. El equipo de fútbol, que compite con los equipos franceses de Comminges,  es uno de los más laureados del Valle. La vida cultural es muy activa en todos los aspectos  y cabe destacar el grupo de danzas aranesas  “Es Sauterets”. Es verdaderamente especial el  fervor con que se vive la Semana Santa, única población del Valle donde, desde hace 100 años,  se celebran las Procesiones. La fiesta mayor, que se celebra el 15 de agosto y que termina con un espectacular “corre focs” al que acuden multitud de espectadores y participantes.

Su término municipal tiene bosques de pino negro y uno de los bosques de abetos más importantes situados en el puerto del Portilhon.

Otros servicios que posee el municipio son un parque de bomberos, un cuartel de la Guardia Civil y un Centro de Asistencia Primaria. Además de un colegio público, una guardería y una Oficina de Turismo. Celebra su mercado semanal los miércoles y una feria ganadera en octubre.

Fiestas: Semana Santa – Procesiones, únicas en el Valle. 13 de junio – Romería de San Antonio. 15 de agosto – Fiesta Mayor de Santa María de la Asunción. 16 de agosto – Fiesta Mayor de Sant Ròc.

Rate us and Write a Review

Your Rating for this listing

angry
crying
sleeping
smily
cool
Browse

Your review is recommended to be at least 140 characters long

Show all timings
  • Monday09:00 - 17:00
  • Tuesday09:00 - 17:00
  • Wednesday09:00 - 17:00
  • Thursday09:00 - 17:00
  • Friday09:00 - 17:00