La de Sant Estèue de Montcorbau es una iglesia de una sola nave con bóveda de cañón ligeramente apuntada y reforzada con arcos fajones. Quedan pocos elementos de sus orígenes románicos. El primer edificio, levantado en el siglo XII, fue remodelado en el siglo XV, cuando se eliminó la cabecera románica y se construyó el actual ábside poligonal.

El ábside es de estilo gótico (siglo XV) y el campanario, adosado a la cabecera, corresponde al siglo XVII, al igual que las capillas laterales de la nave. La puerta de entrada, ubicada en el muro de mediodía, es de estilo neoclásico y presenta los símbolos de San Pedro en el dintel de la puerta y por encima de esta hay empotrada una lápida donde se cita el año de la remodelación (1702).

A pesar de su origen románico, este templo se ha incorporado al legado artístico que dejaron los períodos gótico y barroco. Lo primero que se advierte al entrar en su interior son las pinturas murales del siglo XVIII, recientemente restauradas.

El acceso a la iglesia es porticado. La parte del presbiterio y del ábside presenta grietas importantes. En la parte del arco del presbiterio se observa el derribo del muro de la que debería ser la nave románica original. El espléndido gótico se pone de manifiesto en su interior, donde muestra su estructura arquitectónica a partir de elevadas y elegantes nervaduras que surgen del suelo y se reúnen en el anillo de la cúpula que cubre el espacio absidial.

En sus 5 capillas se narran diferentes episodios bíblicos representados pictóricamente. En el siglo XVIII, se añade la torre campanario adosada al ábside, y se incorpora el pórtico de entrada a la iglesia. En la fachada de este pórtico encontramos empotrado un cippus (pilastra funeraria) romano y un crismón (iniciales de Cristo).

En el interior de la iglesia hay una pila bautismal que conserva sus tres componentes (vaso tenant y base) en muy buen estado. El vaso contiene como decoración un tallo de motivo vegetal que rodea todo el perímetro flanqueado entre dos franjas horizontales. La columna de apoyo, constituido por un pie cilíndrico, es decorado con una serie de figuras rectangulares y verticales, con otros elementos geométricos y una línea en zigzag en la parte superior. La base está formada por dos molduras circulares muy gruesas. Es una de las pilas bautismales de más bella factura del Valle de Aran. 

Rate us and Write a Review

Your Rating for this listing

angry
crying
sleeping
smily
cool
Browse

Your review is recommended to be at least 140 characters long