La Val d’Aran, en el corazón del Pirineo, es un lugar para visitar en familia, con amigos o solo. Sus altas montañas verdes en verano, blancas en invierno y rojizas en otoño, sus azules ríos y lagos con agua cristalina y fría, sus bosques frondosos y sus largos e interminables caminos para realizar una y otra vez, así como visitar y disfrutar de todo su Patrimonio Cultural Románico, sus tradiciones, o escuchar y aprender algunas palabras de su idioma propio “el aranés”, o disfrutar de su variada y exquisita cocina, con platos de cuchara, las carnes a la brasa, patés, quesos y embutidos, como muchas más cosas a realizar y disfrutar, con el único sonido de la brisa, la tranquilidad y la desconexión, es el lugar idóneo para realizar las vacaciones.

Por ello, en los últimos meses Aran se ha preparado a conciencia para ofrecer una temporada estival adaptada a la nueva normalidad, con todas las medidas establecidas por las autoridades competentes en establecimientos hosteleros, de restauración y comercios, para aportar un servicio seguro para sus clientes.

Destacar que la gran mayoría de las actividades al aire libre, como senderismo, ciclismo, rafting, kayak, vías ferratas o excursiones a caballo se pueden realizar sin ningún problema y en un entorno privilegiado. Además, instalaciones como las Aguas Termales de Arties, Aran Park en Bossòst, el telesilla de Blanhiblar en Beret o el Palai de Gèu en Vielha, entre otros, así como las piscinas municipales, excepto la de Gausac, están abiertos al público en general con las medidas establecidas pertinentes.

En lo referente a los Museos de la Val d’Aran ya están abiertos y desde el 13 de julio se iniciarán las visitas guiadas así como la ruta románica por distintas iglesias del territorio.

Destacar que se ha creado un sello de calidad con el logo “Aran lo hace bien“, en el que negocios y empresarios se comprometen en ofrecer sus servicios correctamente con las medidas establecidas en cada momento y que se puede encontrar en las entradas o zonas principales de cada negocio comprometido, así como una tarjeta de fidelización “ViuAran” para toda la Val d’Aran, donde los clientes podrán encontrar interesantes descuentos en diferentes negocios y que podrán adquirir en los establecimientos hoteleros.

Por su parte el Ayuntamiento de Naut Aran ha iniciado una campaña para atraer más turismo, ofreciendo a los turistas que se alojen tres noches o más en los hoteles de la zona, bonos descuento, entre 5 y 25€, que podrán utilizar en otros establecimientos del Naut Aran además de recibir descuentos de la zona.

Y en lo que corresponde al confinamiento de Lleida y la comarca del Segrià, informan desde el Conselh Generau d’Aran, “no tiene ninguna relación con la Val d’Aran ni las comarcas pirenaicas a nivel sanitario ni tampoco tiene ninguna afectación a nivel de transporte, puesto que se permite la movilidad por carretera y no hay afectaciones a nivel de transporte público en trenes y autobuses ni en el aeropuerto de Lleida Alguaire”, afirma el consejero de Economía, Turismo y Promoción económica, Juan Antonio Serrano,